Cuándo viajar

Entorno y clima

Marruecos es un país de una gran heterogeneidad geográfica y es el más frío de los países cálidos del norte de África, con diferencias de temperatura importantes y ofreciendo tanto paisajes rurales como montañosos o desérticos. Además, está rodeado por el mar mediterráneo y el océano atlántico, lo que provoca que, a grandes rasgos, tengamos que diferenciar zonas para definir su clima:

  • La zona Norte dispone de clima mediterráneo con veranos calurosos e inviernos templados y húmedos en las ciudades costeras; se podría asociar el clima al presente en el sur de España.
  • La zona del Rif es muy parecida a la del Norte pero sus inviernos son más frescos y húmedos sobre todo en el interior, y veranos ligeramente más calurosos.
  • La zona Imperial se disfruta de unas temperaturas más neutrales en invierno sobre todo las ciudades atlánticas  (propias de las islas canarias), los veranos pueden resultar calurosos.
  • La zona Centro al no recibir la influencia de la costa provoca que sus temperaturas aumenten considerablemente haciendo que los veranos sean particularmente duros y áridos (por ejemplo, en Marrakech la temperatura media en verano ronda los 38ºC). En cambio la cordillera del Atlas se caracteriza por sus temperaturas frías, llegando por debajo de los cero grados durante el invierno.
  • La zona atlántica goza de unos inviernos suaves y templados, y los veranos son cálidos. Es una zona muy ventosa durante todo el año y el agua relativamente fría.
  • La zona Sur y zona del Sahara su clima es desértico, con meses de verano muy calurosos, pudiendo superar los 40ºC , mientras que los inviernos las temperaturas resultarán más agradables (aunque teniendo siempre especial cuidado con los cambios que se puede producir durante la noche).

Nuestra recomendación

Primavera y otoño son las mejores estaciones para visitar cualquier zona del país, entre Marzo y Mayo o entre Septiembre hasta finales de Octubre. Las temperaturas son más estables pero hay ciertas probabilidades de que llueva, pero no suele ser lo normal.

Si hablamos de los meses de verano, la zona más solicitada suele ser las costas, en concreto ciudades como Asilah, Essaouira o Agadir y la zona Norte del país. En cambio, si vamos a viajar en Invierno, el turismo se decide por la zona Sur, principalmente Marrakech y la zona del desierto, al ser zonas de altas temperaturas que en verano tienen menos aceptación; o aprovechar para visitar la región del atlas para esquiar o relajarte en los lujosos alojamiento de la ciudad de Ifrane viendo caer los copos de nieve.


¿Se puede viajar a Marruecos durante el Ramadán?

En la mayoría de los casos no recomendamos visitar Marruecos durante esta festividad, ya que el país entero se paraliza y se adapta a los horarios de esta fiesta, con lo cual, es muy común encontrarse muchos establecimientos cerrados durante el día.

Muchos marroquíes aprovechan también para disfrutar de sus vacaciones durante este periodo. Otro de los inconvenientes es el humor,  ya que durante estos días suelen estar de muy mal carácter y con pocas ganas de trabajar, algo comprensible debido al esfuerzo del ayuno. ¡Ojo! Lo que en otras fechas no está mal visto, puede verse como una falta de respeto durante el Ramadán.

Es cierto que el país durante esta fecha tiene otra vida sobre todo por las noches, los zocos están abarrotados de gente y llenos de productos que no suelen verse o se ven en menor cantidad en otras fechas. Tiene un encanto especial también viajar en Ramadán, pero consideramos que la mayoría de los visitantes pueden encontrarse con más inconvenientes que beneficios viajando durante esta fecha.